Espacio europeo de educación superiorla web del estudiante

Espacio europeo de educación superior

Los países europeos decididos a crear una Unión Europea (UE) han ido avanzando en diferentes ámbitos: libre circulación de mercancías, libre circulación de personas, libre circulación de capitales… Pero sólo se conseguiría una verdadera Unión Europea (UE) con la libre circulación del conocimiento, de los estudiantes universitarios y los titulados universitarios.

 

Después de varias reuniones en Lisboa y París, los Ministros encargados de la educación superior de 29 países europeos volvieron a reunirse en Bolonia el 19 de junio de 1999, para celebrar una nueva conferencia, que finalizó con la llamada Declaración de Bolonia, en donde se sientan las bases para su consecución. La Declaración establecía un plazo hasta 2010 para la realización del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), con fases bienales de realización, cada una de las cuales concluye con la correspondiente Conferencia Ministerial que revisa lo conseguido y establece directrices para el futuro.

 

Declaración de Bolonia se articula en torno a seis acciones relativas a:

  • Un sistema de grados académicos fácilmente reconocibles y comparables. Incluye la creación de un suplemento común al título superior para mejorar la transparencia;
  • Un sistema basado fundamentalmente en dos ciclos: un primer ciclo orientado al mercado laboral con una duración mínima de tres años, y un segundo ciclo (máster) al que se accede sólo si se completa el primer ciclo;
  • Un sistema de acumulación y transferencia de créditos similar al sistema ECTS utilizado para los intercambios Erasmus;
  • La movilidad de los estudiantes, docentes e investigadores: la supresión de todos los obstáculos a la libertad de circulación;
  • La  cooperación en lo que respecta a la garantía de la calidad;
  • La dimensión europea en la enseñanza superior: aumento del número de módulos, cursos y planes de estudios cuyo contenido, orientación u organización tengan una dimensión europea.

 

Hasta ahora se han celebrado conferencias en Praga (2001), Berlín (2003), Bergen (2005), Londres (2007). Lovaina, (2009).

 

En cada una de estas conferencias se han ido realizando nuevos acuerdos y revisando los anteriores. El comunicado de Lovaina confirmó que se habían realizado progresos en el Proceso de Bolonia y que el EEES se había desarrollado considerablemente desde que tuvo lugar la Declaración de Bolonia en 1999. No obstante, algunos objetivos no se han cumplido totalmente ni se han implantado adecuadamente a nivel europeo, nacional e institucional. Por consiguiente, el comunicado estableció que el Proceso de Bolonia se extendería más allá de 2010 y que sus nuevas prioridades para la próxima década serían las siguientes:

 

  • Proporcionar igualdad de oportunidades en una educación de calidad – se debe ampliar la participación en la enseñanza superior, más en particular, se deben ofrecer las condiciones necesarias para la participación de los alumnos de colectivos infrarrepresentados;
  • Aumentar la participación en la formación continua – se debe garantizar la accesibilidad, calidad y transparencia de la información sobre la formación continua. Deben adoptarse políticas y marcos nacionales de cualificaciones mediante asociaciones sólidas entre todos los agentes interesados;
  • Promover  la empleabilidad – se debe establecer una cooperación entre los agentes interesados para aumentar las cualificaciones iniciales y reciclar la mano de obra cualificada, así como para mejorar la oferta, accesibilidad y calidad del asesoramiento en materia de orientación profesional y empleo. Asimismo, es preciso renovar los esfuerzos en lo que respecta al fomento de las prácticas en empresas incluidas en los programas de estudios y la formación en el puesto de trabajo;
  • Desarrollar resultados de aprendizaje y misiones educativas orientados al alumno – se debe contemplar el desarrollo de puntos internacionales de referencia en varias áreas de estudio y el fomento de la calidad docente de los programas de estudios;
  • Ligar la educación a la investigación y la innovación – se debe ampliar la adquisición de competencias en investigación, que debe integrarse mejor en los programas de doctorado, y hacer más atractivo el desarrollo profesional de los investigadores noveles;
  • Acercar los centros de enseñanza superior a los foros internacionales – las instituciones europeas deben fomentar la dimensión internacional de sus actividades y colaborar en la escena internacional;
  • Ampliar las oportunidades y la calidad de la movilidad – antes de 2020, el 20% de los titulados deben haber realizado un periodo formativo o educativo en el extranjero;
  • Mejorar la recogida de datos – es preciso recopilar datos para llevar a cabo el seguimiento y la evaluación de los avances respecto a los objetivos del Proceso de Bolonia;
  • Desarrollar herramientas de transparencia mutlidimensional – con el fin de recopilar información detallada sobre las instituciones de enseñanza superior y sus programas, es preciso desarrollar herramientas de transparencia con la colaboración de las partes interesadas. Tales herramientas deben basarse en datos comparables e indicadores adecuados e integrar la garantía de calidad y los principios de reconocimiento del Proceso de Bolonia;
  • Garantizar la financiación – deben encontrarse fuentes de financiación nuevas y más diversas que complementen la financiación pública.

 

Posteriormente se ha celebrado Declaración de Budapest – Viena (2010) sobre el Espacio Europeo de Enseñanza Superior. Esta declaración marcó el final de la primera década del Proceso de Bolonia y supuso la presentación oficial del Espacio Europeo de Enseñanza Superior (EEES), según lo previsto por la Declaración de Bolonia de 1999

 

Los ministros responsables de la enseñanza concertaron una nueva reunión que tendrá lugar en Bucarest el 26 y 27 de abril de 2012.

 

Actualmente, 47 países participan en el Proceso de Bolonia una vez reunidas las condiciones y procedimientos de adhesión. Los países que forman parte del Convenio Cultural Europeo, firmado el 19 de diciembre de 1954 bajo los auspicios del Consejo de Europa, pueden ser miembros del EEES siempre que declaren su intención de aplicar los objetivos del Proceso de Bolonia en su propio sistema de enseñanza superior. Sus solicitudes de adhesión deben incluir información sobre la forma en que aplicarán los principios y los objetivos. El Proceso de Bolonia forma parte de los objetivos de Educación y Formación 2020 y Europa 2020.

En cuanto a España, el Espacio Europeo de Educación Superior es un reto para las universidades españolas, que han tenido que adoptar un sistema equiparable de titulaciones, mediante la implantación del Suplemento Europeo al Título; adoptar una nueva estructura universitaria más flexible y abierta de la enseñanza superior, con tres niveles (Grado, Master y Doctorado), que permite el progreso de los estudiantes sin que ninguna decisión cierre el camino de su formación; establecer un nuevo sistema de créditos (ECTS) y de calificaciones

 

Los ECTS se definen, como unidad de medida que refleja los resultados del aprendizaje y volumen de trabajo realizado por el estudiante para alcanzar los objetivos establecidos en el plan de estudios, poniendo en valor la motivación y el esfuerzo del estudiante para aprender.

 

El REAL DECRETO 55/2005, de 21 de enero, por el que se establece la estructura de las enseñanzas universitarias y se regulan los estudios universitarios oficiales de Grado, establece una importante novedad para las universidades porque, por primera vez en la historia, serán ellas las responsables de diseñar y proponer los planes de estudios que consideren más atractivos y acordes con sus recursos e intereses. Se facilita así el camino hacia la especialización de las universidades y su plena adaptación a las necesidades y opciones formativas de su entorno.

 

Las enseñanzas de Grado tienen como finalidad la obtención por parte del estudiante de una formación general, en una o varias disciplinas, orientada a la preparación para el ejercicio de actividades de carácter profesional. La superación de las enseñanzas previstas en el apartado anterior dará derecho a la obtención del título de Graduado o Graduada. Los planes de estudios tendrán 240 créditos, que contendrán toda la formación teórica y práctica que el estudiante deba adquirir: aspectos básicos de la rama de conocimiento, materias obligatorias u optativas, seminarios, prácticas externas, trabajos dirigidos, trabajo de fin de Grado u otras actividades formativas. Estas enseñanzas concluirán con la elaboración y defensa de un trabajo de fin de Grado. La Universidad propondrá la adscripción del correspondiente título de Graduado o Graduada a alguna de las siguientes ramas de conocimiento:

 

a) Artes y Humanidades

b) Ciencias.

c) Ciencias de la Salud.

d) Ciencias Sociales y Jurídicas.

e) Ingeniería y Arquitectura.

 

Las enseñanzas de Máster tienen como finalidad la adquisición por el estudiante de una formación avanzada, de carácter especializado o multidisciplinar, orientada a la especialización académica o profesional, o bien a promover la iniciación en tareas investigadoras. La superación de las enseñanzas previstas en el apartado anterior dará derecho a la obtención del título de Máster Universitario. Los planes de estudios conducentes a la obtención de los títulos de Máster Universitario tendrán entre 60 y 120 créditos, que contendrá toda la formación teórica y práctica que el estudiante deba adquirir: materias obligatorias, materias optativas, seminarios, prácticas externas, trabajos dirigidos, trabajo de fin de Máster, actividades de evaluación, y otras que resulten necesarias según las características propias de cada título. Estas enseñanzas concluirán con la elaboración y defensa pública de un trabajo de fin de Máster, que tendrá entre 6 y 30 créditos.

 

Las enseñanzas de Doctorado tienen como finalidad la formación avanzada del estudiante en las técnicas de investigación, podrán incorporar cursos, seminarios u otras actividades orientadas a la formación investigadora e incluirá la elaboración y presentación de la correspondiente tesis doctoral, consistente en un trabajo original de investigación. La superación de las enseñanzas previstas dará derecho a la obtención del título de Doctor o Doctora, Para obtener el título de Doctor o Doctora es necesario haber superado un periodo de formación y un periodo de investigación organizado. Al conjunto organizado de todas las actividades formativas y de investigación conducentes a la obtención del título se denomina Programa de Doctorado. La tesis doctoral consistirá en un trabajo original de investigación elaborado por el candidato en cualquier disciplina.

 

Se establecen, asimismo, importantes mecanismos de garantía de la calidad de la enseñanza superior. Los planes de estudio serán evaluados por la Agencia Nacional de la Evaluación de la Calidad y la Acreditación (ANECA) antes de su implantación. Además, todos los títulos deberán pasar una evaluación cada seis años para renovar la acreditación de su calidad.

 

La estructura en tres niveles y la utilización del crédito europeo posibilitará que los nuevos títulos sean comparables con los de los 47 países que forman el Espacio Europeo de Educación Superior que España está contribuyendo a construir.

 

Respecto a los estudiantes que han cursado sus estudios de acuerdo con el sistema anterior, el Real Decreto garantiza la total validez de las enseñanzas. Por tanto, todos los estudiantes y titulados conservan plenamente sus derechos a efectos académicos o profesionales.

 

 

http://www.educacion.gob.es/boloniaensecundaria/

http://www.queesbolonia.gob.es/

http://www.educacion.gob.es/eu2015

http://planbolonia.universia.es/definicion/Que-es-el-Espacio-Europeo-de-Educacion-Superior.html

 

 

Síguenos en: