Cursos de adaptación al grado y retitulaciónla web del estudiante

Cursos de adaptación al grado y retitulación

A la hora de adaptarse a los nuevos estudios de Grado, el Ministerio de Educación determina que el paso de una diplomatura, ingeniería técnica o arquitectura técnica a un Grado se puede realizar por dos vías distintas: el reconocimiento de créditos o la superación de un curso puente o de adaptación.

El reconocimiento de créditos es un trámite administrativo que permite equiparar las asignaturas aprobadas en función de la adecuación a las competencias y conocimientos asociados al nuevo plan de estudios. Para ello, cada universidad cuenta con unas tablas de adaptación, que transforman las asignaturas del antiguo plan de estudios en las nuevas.

Estas tablas de adaptación están especialmente pensadas para los alumnos de esa universidad en concreto, aunque cualquier persona puede solicitar al centro la convalidación de asignaturas aprobadas en cualquier otra universidad que sean equiparables a las de los estudios que se quieran realizar.

Sin embargo, hay ocasiones en las que tras la adaptación es preciso superar una serie de complementos formativos adicionales (recursos puente o de adaptación) con los que se alcanzan esos conocimientos y competencias necesarios para el desempeño de una determinada actividad profesional.

El número de asignaturas (créditos) que se deben cursar dependerán de la titulación de origen y del centro en que se obtuvo dicha titulación. Por eso, todos los programas curriculares de este tipo estarán formados por  materias contempladas en la memoria de Grado verificada.

Esto quiere decir que, para que un curso puente o de adaptación sea válido, deberá contar previamente con la aprobación de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) y, en su caso, de los organismos autonónicos responsables de garantizar la calidad del sistema universitario regional.

Además, cualquier modificación en el calendario o contenido curricular de cualquier curso de adaptación deberá contar también con su visto bueno, pues se trata de estudios que dan acceso a títulos universitarios oficiales.

Lo mismo ocurre con las retitulaciones que ofrecen las universidades catalanas, que tienen la misma finalidad que los cursos de adaptación, pero que están coordinadas a nivel autonómico. Así que si todavía no has terminado la carrera o acabas de finalizar una diplomatura, arquitectura técnica o ingeniería técnica, aquí te damos unos cuantos argumentos para que te decidas.

Síguenos en: