La mitad de alumnos catalanes se ven incapaces de estudiar carreras cientifico-técnicasla web del estudiante

La mitad de alumnos catalanes se ven incapaces de estudiar carreras cientifico-técnicas



   

La mitad de los alumnos de las escuelas catalanas se sienten incapaces de estudiar carreras científico-técnicas como las Ingenierías, Matemáticas, Física y Química, según se desprende de un estudio presentado este miércoles por la consultora de estrategias tecnológicas Everis y avalado por la Conselleria de Enseñanza de la Generalitat, quien ha colaborado haciendo de nexo con las escuelas encuestadas.

El análisis, financiado íntegramente por la empresa y elaborado con 4.700 alumnos de tercero y cuarto de ESO y Bachillerato de 32 centros –privados, públicos y concertados–, revela que la “dificultad” es la principal barrera que frena a los alumnos a la hora de decantarse por este tipo de estudios, aunque mayoritariamente consideran que son carreras atractivas, de prestigio y con buenas salidas profesionales.

Según el estudio, el estigma empieza a gestarse en la Primaria, por lo que la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, ha afirmado que “cuando alguien interioriza que no es bueno en matemáticas, difícilmente lo hará en la Secundaria, a no ser que encuentre a un profesor excepcional”, si bien ha remarcado que los alumnos catalanes tienen buena competencia en matemáticas y están en la media europea, pese a que les falte mejorar en excelencia.

Por ello, ha esgrimido tres líneas de actuación para avanzar en este sentido: la detección precoz, la revisión de los contenidos específicos y el apoyo de refuerzo escolar, además de asegurar una “buena formación sólida básica” en todas las materias para que los estudiantes no descarten itinerarios antes de tiempo y recoger las buenas prácticas de las escuelas consultadas por este estudio.

Rigau ha señalado que una de las razones por las que han arropado el estudio de Everis es que la consultora ha creado hasta 1.000 puestos de trabajo desde 2008, todos ellos relacionados con las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), lo que demuestra que la demanda de trabajo en el ámbito científico ya ha empezado a crecer: “Queremos que los puestos de trabajo se queden en Catalunya”.

Este diálogo, la consellera ha indicado, ya se entrevé en la Formación Profesional (FP) en ciencias, que desde el año 2000, ha pasado a tener de 34.000 a 49.872 estudiantes, por lo que el reto es introducir esta “formación dual” también en las universidades catalanas.

Precisamente, una de las asistentes a la presentación, la vicedecana de Ingeniería Informática de la UPC, Ruth Raventós, ha destacado que las perspectivas son “muy preocupantes” porque faltan y faltarán muchos informáticos y ha agregado que los estudiantes de su facultad tienen trabajo antes de acabar la carrera y que les llegan muchas peticiones de empresas que no pueden satisfacer.

INFLUENCIA EN LA ELECCIÓN

El estudio también pone de relieve que los padres e Internet son las dos variables más influyentes en los alumnos para decidir carrera universitaria: un 75% respondió que los padres eren quienes más influyen en su decisión, seguido por un 56% correspondiente a la información que encuentran por Internet; un 44%, los tutores; un 40% los hermanos, un 39% los programas de televisión y, en última posición, los amigos, que representan el 36%.

Dada la relevancia de Internet en la toma de decisiones, la consellera ha manifestado que hará falta revisar el diseño del sistema de información y orientación para mejorar los contenidos que consultan los jóvenes y dotar de habilidades a sus tutores para que les ayuden a escoger los estudios.

Por sexos, sólo un 26% de las chicas ha respondido que estudiaría ciencias, frente al 40% de los chicos, mientras que en estudios sociales la cifra sube hasta casi el 60% de alumnas y se mantiene en alumnos –un 43%–.

Fuente: Europa press

, , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Síguenos en: