Dime cuál es tu perfil y te diré qué posibilidades tienes de lograr trabajo.la web del estudiante

Dime cuál es tu perfil y te diré qué posibilidades tienes de lograr trabajo.



   

La parálisis del mercado laboral es evidente: hay más de seis millones de personas en paro. Entre enero y marzo, casi 1,2 millones de trabajadores perdieron su empleo, cierto, pero otros 863.573 encontraron uno. ¿Cuál es el retrato robot de estos ciudadanos?.

 

Hombre, mayor de 25 años, que lleva menos de un mes en paro, con estudios superiores y experiencia en el sector servicios. Así podría ser el perfil tipo de una de esas más de 800.000 personas.

Al menos eso es lo que indican los resultados (correspondientes al primer trimestre de 2013) del Observatorio Laboral de la Crisis, que publica la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).

Este informe, que se elabora a partir de los datos de la Encuesta de Población Activa (que el Instituto Nacional de Estadística dio a conocer hace unos días), evalúa las probabilidades de que cada ocupado acabe en el desempleo, así como los factores que más contribuyen al acceso al mercado laboral por parte de los ya parados.

La mujer vuelve al pasado
Resulta muy llamativa la brecha por sexos. “Un 6% de varones han accedido a un empleo en este trimestre por un 4% de mujeres”, asegura el informe. También las mujeres tienen más facilidad para acabar en el desempleo. Sara de la Rica, catedrática de la Universidad del País Vasco y autora del informe, cree que se trata una situación de carácter estacional. “Suele pasar en el primer trimestre del año, aunque hay una diferencia muy destacable en este caso”, señala.

Uno de los factores más relevantes a la hora de encontrar un puesto de trabajo o de perderlo es la edad. Una cuarta cuarta de los trabajadores menores de 25 años se quedan sin empleo, mientras que a uno de cada diez de los que tienen entre 25 y 34 años les ocurre lo mismo. Cuanto más mayores, mayor seguridad (relativa) se tienen en el mercado laboral, hasta llegar a los 45 años cuando eso cambia.

Los inconvenientes de la juventud
Sin embargo, las empresas se sienten más atraídas por los jóvenes entre 25 y 34 años. 314.823 individuos de esa edad (el 12,7% de los no ocupados) encontraron empleo en el primer trimestre de 2013. Los menores de esa edad son los que tienen más dificultades para ocuparse. De hecho, cuentan con aproximadamente la mitad de probabilidades de acceder a un empleo que cualquier otro grupo de edad.

Según explica Sara de la Rica, los menores de 25 años hasta ahora iban transitando de trabajo temporal a trabajo temporal, algo que no ha ocurrido en el último trimestre. “Podría ser porque algunos de estos jóvenes, desanimados por la situación del mercado laboral, se han puesto a estudiar”, indica.

Y es que la clave a la hora de recolocarse, como en otras ocasiones, es la formación. “Los individuos con estudios universitarios son los únicos que presentan unas tasas de acceso al empleo muy superiores (prácticamente el doble) que las tasas de pérdida de empleo”, asegura el informe.

La principal novedad que reveló la EPA del último trimestre fue que por primer vez pertenecer al sector público supone un factor de riesgo para la pérdida de empleo. “Es algo que no había sucedido hasta ahora y es a causa de los recortes en la Administración, que también provocan que no surjan empleos en este ámbito”, explica de la Rica.

Otros factores, como el tipo de contrato (uno temporal multiplica por cuatro frente a un indefinido la posibilidad de perder un empleo entre trabajadores del mismo perfil) o el sector de actividad (los servicios acaparan el 53% de las contrataciones) se mantienen en línea con los trimestres anteriores.

Algo similar ocurre con el enorme peso del tiempo en paro (es muy elevado, aunque no ha variado en el primer trimestre del año). Así, los desempleados que llevan menos de un mes en esta situación presentan una probabilidad de recolocación 4,5 veces mayor a alguien con igual perfil que lleva más de un año.

Frente a lo que pueda parecer, este informe demuestra que la nacionalidades sí misma no favorece ni dificulta ni la pérdida ni el acceso al empleo.

¿Hemos tocado fondo?
A pesar de los malos datos del trimestre pasado, los economistas creen que podríamos haber tocado fondo en la destrucción de puestos de trabajo.

“Resulta muy negativo que ningún colectivo genera empleo neto, pero intento ser optimista. Creo que a partir de ahora notaremos ciertas mejorías. Normalmente, el segundo y tercer trimestre del año suelen ser buenos y eso se puede sumar a la relativa recuperación económica”, añade De la Rica, que cree que un impulso exterior, con medidas de estímulo, favorecerían mucho que la economía española finalmente transite por una senda positiva.

Fuente: expansión.com

, ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Síguenos en: