Requisitos adiccionales para determinadas titulacionesla web del estudiante

Requisitos adiccionales para determinadas titulaciones

Según se especifica en la Disposición Adicional Segunda del Real Decreto 1892/2008, las universidades pueden establecer de forma adicional a los procedimientos habituales “condiciones o pruebas especiales para el acceso a determinadas enseñanzas”.

Esto es bastante habitual en el caso de enseñanzas relacionadas con la Traducción y la Interpretación, las Bellas Artes y las Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Cada universidad establece las características de las pruebas.

También requieren pruebas especiales los estudios universitarios en las fuerzas armadas.

Para estudiar la titulación universitaria elegida no basta con haber aprobado selectividad y tener una buena nota de acceso. En algunos casos, además de cumplir estos requisitos, hay que demostrar que el aspirante reúne las cualidades y capacidades necesarias para cursar con éxito los estudios. Éste es el objetivo de las diferentes pruebas de aptitud que exigen muchas universidades españolas para acceder a las carreras de Bellas Artes, Traducción e Interpretación y Ciencias de la Actividad Física y Deporte. La normativa básica de acceso a estudios universitarios establece la necesidad de superar una única prueba (selectividad) que, junto con las calificaciones obtenidas en bachillerato, valora la madurez académica, los conocimientos y la capacidad de los estudiantes para seguir con éxito las enseñanzas. Sin embargo, también determina que las universidades tienen la posibilidad de implementar determinadas pruebas de aptitud para la admisión en titulaciones que requieran habilidades específicas. Los títulos superiores que exigen estas pruebas son: Bellas Artes, Traducción e Interpretación y Ciencias de la Actividad Física y Deporte. No todas las universidades requieren superarlas, depende de la propia normativa del centro. En las dos últimas están casi generalizadas, mientras que son pocas las facultades de Bellas Artes que mantienen esta prueba como requisito de acceso. En el momento de realizar la matrícula, los alumnos que optan por estos títulos deben realizar de forma simultánea la preinscripción en la prueba de aptitud y abonar los costes establecidos en concepto de precios académicos. Oscilan entre 60 y 90 euros, según la comunidad autónoma donde esté ubicado el centro. Los exámenes se realizan en los meses de junio y julio o en septiembre, si no se ha cubierto el cupo de plazas en la primera convocatoria. Superar las pruebas no supone la aceptación automática del alumno, sino que determina que es apto para los estudios. Igual que en el resto de las titulaciones universitarias, debe someterse a los procedimientos generales de preinscripción, selección y admisión en función del número de plazas y las notas de corte marcadas para cada título. En algunas facultades, la calificación de la prueba tiene validez durante dos o tres años, de modo que si el estudiante la ha superado pero no ha sido admitido, no necesita realizarla de nuevo en cursos posteriores. En otros casos, la prueba es válida sólo para un año académico e, incluso, no es admisible para ingresar en otras facultades que impartan la misma titulación.

Traducción e Interpretación

Un total de 23 universidades, cinco de ellas privadas, cuentan en la actualidad con esta titulación. Para acceder a la mayoría de ellas es necesario que el estudiante demuestre un nivel superior de conocimiento de la lengua materna, así como un nivel avanzado en un idioma extranjero a través de una prueba de aptitud previa al ingreso. El nivel exigido para inglés es el B2 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas. Para francés y alemán se pide el B1. Aunque por lo general las pruebas sólo exigen examinarse de un idioma, en algunos casos el estudiante puede evaluarse de otros si lo desea; también puede acreditar el conocimiento de las lenguas mediante certificados y diplomas oficiales, o en una tutoria que se desarrolla antes de la matrícula. Las pruebas evalúan el conocimiento y la comprensión escrita, oral y lectora de la lengua. Los ejercicios que se incluyen dependen de cada facultad. Es aconsejable visitar la página web de cada una o informarse en el propio centro para conocer las características particulares del examen. Estos son algunos de los ejercicios más comunes:

  • Prueba de redacción: el estudiante debe resumir en español un texto de entre 1.000 y 1.500 palabras escrito en la lengua escogida.
  • Prueba de traducción: consiste en traducir al idioma materno un texto extranjero. En general, se permite el uso de diccionario.
  • Prueba oral: mantener una conversación de entre 10 y 15 minutos con el tribunal examinador.
  • Prueba de comprensión: resumir en la lengua extranjera un texto escuchado en ese idioma y responder varias preguntas sobre él.

Ciencias de la Actividad Física

Con el fin de acceder a las enseñanzas de Ciencias de la Actividad Física y Deporte es necesario, en la mayoría de los centros, realizar una prueba que verifique que el estudiante cuenta con las aptitudes físicas necesarias para cursar estos estudios. Es obligatoria para todos los alumnos, excepto para quienes estén calificados como deportistas de alto nivel por el Consejo Superior de Deportes. Para prevenir cualquier eventualidad durante la realización de las pruebas, es imprescindible que los aspirantes presenten un certificado médico oficial en el que se especifique que no padecen defecto físico alguno o incapacidad que les impida realizar una prueba de resistencia aeróbica máxima. Las pruebas no son fáciles. Exigen preparación previa. Es conveniente conocer con antelación la tipología de los ejercicios que requiere cada facultad. La natación suele ser obligatoria en todos los casos para verificar el nivel de adaptación al medio acuático del estudiante, así como un ejercicio de carrera de obstáculos y una prueba de resistencia. Un baremo de puntuaciones mínimas, diferenciado por género, evalúa los resultados en cada ejercicio. Se mide la agilidad, la movilidad y la resistencia.

Bellas Artes

La prueba de aptitud necesaria para ingresar en las facultades de Bellas Artes ha sido suprimida por la mayoría de las universidades, tan sólo algunas mantienen este requisito de acceso, entre ellas, la Universidad de Barcelona y la de Castilla-La Mancha. En estos casos, están exentos de realizar la prueba los titulados en Técnico Superior de Artes Plásticas y Diseño y quienes hayan cursado Bachillerato Artístico. El examen carece de pruebas de conocimiento. Todas son prácticas. A menudo, consiste en uno o dos ejercicios de representación gráfica de un modelo propuesto, para determinar las aptitudes y capacidades de percepción y comprensión de las proporciones generales y la destreza del candidato en la utilización de los materiales de dibujo.

Síguenos en: