No sin el aprobadola web del estudiante

No sin el aprobado



   

Dos padres se encierran durante horas en el instituto para lograr que aprueben a sus hijos en Historia y puedan presentarse a Selectividad.

Pocas veces unos padres habrán llegado tan lejos en sus reivindicaciones por el expediente académico de sus hijos como Esteban Lozano y Francisca López, un padre y una madre de familia que ayer decidieron encerrarse siete horas en el despacho del jefe de estudios del IES Abanilla para reivindicar el aprobado de sus hijos. En concreto, en la asignatura de Historia de España de segundo de bachiller que ambos suspendieron la pasada semana en los temidos exámenes de septiembre.

A los hijos de estos dos padres, les faltaba el aprobado en Historia de España para poder presentarse a la convocatoria de selectividad de septiembre pero volvieron a suspender. Pese a todo, los padres presentaron sendas reclamaciones al Departamento de Geografía e Historia del IES Abanilla al entender que a sus hijos no se les había informado correctamente de las bases de la convocatoria. El pasado viernes el departamento celebró una reunión extraordinaria que terminó como el rosario de la aurora. La profesora de Historia de España y jefa del departamento abandonó la reunión después de que sus compañeros decidiesen conceder el aprobado a los dos alumnos.
Miembros del departamento explicaron ayer a ‘La Verdad’ que «los exámenes de los alumnos eran impresentables pero la ley es la ley y es igual para todos. La profesora no informó en junio a los estudiantes de los criterios de evaluación, ni calificación y contenidos de la prueba. Entre otras cosas el examen no contenía comentario de texto pero los alumnos sí se lo habían preparado». De forma que pese a que José Pascual y Esmeralda Pacheco sacaron un uno en el examen, el departamento siguiendo la orden de 1 de junio de 2006 de la Consejería de Educación les concedió el aprobado «por un defecto de forma en la convocatoria». Hasta llegar a esa resolución las dos familias permanecieron en el centro desde las 9 hasta las 22.30 horas, del pasado viernes, sin comer ni cenar.
El conflicto entre los padres y la dirección del centro terminó de explotar cuando ayer, al acudir al IES, no les fue entregada la resolución favorable del departamento. Extremo que provocó que Esteban y Francisca se amotinasen en el despacho del jefe de estudios. El encierro arrancó a las 14.30 horas, cuando el centro cerró sus puertas, por lo que fue necesaria la presencia de la Policía Local para mediar con las familias que lograron que desalojasen el IES a las nueve de la noche.
Fuente: laverdad.es

, , ,

4 comentarios a “No sin el aprobado”

  1. el tío del saco 14 septiembre, 2012 at 21:21 #

    A ver si dejamos unas cosas claras:
    1º. La orden de 1 de junio de 2006 sobre objetividad en la evaluación, efectivamente establece que uno de los motivos de la reclamación puede ser el hecho de no haber recibido información sobre los contenidos o criterios de evaluación o calificación de la prueba de septiembre, y efectivamente esto es un defecto de forma, pero ello no justifica una resolución favorable a la solicitud del interesado. En primer lugar, los solicitantes deben demostrar que no ha habido esa información previa, y eso es fácilmente rebatible con el testimonio del profesor, que además tiene presunción de veracidad, que si en algún momento explicó en clase algo sobre el examen de septiembre, ya estaría. Pero bueno, pongámonos en el peor de los casos, y que el profesor no haya hecho ningún comentario sobre cómo sería la prueba de septiembre. En este caso hay que aplicar el artículo 63.2 de la Ley 30/1992 de 26 de noviembre, que dice “… el defecto de forma sólo determinará la anulabilidad cuando el acto carezca de los requisitos formales indispensables para alcanzar su fin o dé lugar a la indefensión de los interesados.”. Por consiguiente, los recurrentes deben justificar que ha habido indefensión, lo cual está por demostrar, ya que los alumnos sí sabían cuál había sido la materia que se ha dado durante el curso, por lo tanto sí sabían lo que se les iba a preguntar. El hecho de que hubiera o no comentario de texto en el examen, es irrelevante, ya que es decisión del profesor decidir qué preguntas pone en el examen y en uso de esta competencia puede decidir perfectamente prescindir de esta pregunta. Sólo se puede alegar indefensión cuando aquello que te preguntan es totalmente diferente a lo explicado en clase, y por consiguiente, a lo que en teoría te van a pedir en el examen. No sé qué han dado ni tampoco he visto exámenes anteriores, pero diría que el examen de septiembre no debió ser muy distinto de los que habrían hecho durante el curso.

  2. el tío del saco 14 septiembre, 2012 at 21:23 #

    2º. La orden de 1 de junio de 2006, dice que se debe informar a los alumnos sobre los contenidos y criterios de evaluación y calificación a principios de curso, y que esta información estará disponible en la Jefatura de Estudios (artículo 3º punto 3). Por consiguiente, sólo se puede alegar falta de información si el profesor/a no informó de nada a los alumnos y además se les denegó el acceso a esta información desde la Jefatura de Estudios. Únicamente en este caso se puede alegar indefensión, y dudo mucho que esto haya ocurrido.

    3º. Aun en el caso en que se considere que ha habido indefensión (lo cual está por ver), lo máximo que permite el artículo 63.2 de la Ley 30/1992, es la anulabilidad del acto administrativo, es decir, la anulación del examen, y por consiguiente la retrotracción del procedimiento administrativo al momento inmediatamente anterior a la comisión del vicio. Por consiguiente, conforme al artículo 67.1 de dicha Ley, el vicio administrativo se puede convalidar proporcionando la información adecuada que no se hubiera proporcionado en su momento, y repitiendo el examen, pero en ningún momento ni la orden de 1 de junio de 2006, ni la Ley 30/1992 de Procedimiento Administrativo estiman las solicitudes por defecto de forma, por consiguiente, el informe del departamento y la resolución del director no se ajustan a derecho, ya que la normativa sólo permite la anulación del acto administrativo y/o su convalidación, es decir, su rectificación, pero no la estimación de la solicitud por defecto de forma en el procedimiento.

  3. el tío del saco 14 septiembre, 2012 at 21:28 #

    4º . Es más, la propia orden de 1 de junio de 2006 establece en su artículo sexto punto 1.1.8, que para la revisión de la calificación de la prueba extraordinaria, los únicos instrumentos de calificación son la propia prueba y los trabajos exigidos, y adaptando los conceptos de referencia contemplados en el propio artículo sexto punto 1.1.7, se debe prestar especial atención a la adecuación de los objetivos y contenidos de la prueba a lo estipulado en la programación y la adecuada aplicación de los criterios de calificación que contempla la programación. No se establece en la norma que la resolución deba prestar especial atención a la información previa que el alumno tuviera sobre la prueba, aspecto éste en el que se basan las reclamaciones interpuestas. Es cierto que este motivo se puede alegar, pero no es algo que la propia orden de 1 de junio de 2006 establezca como relevante a la hora de estimar o desestimar la reclamación.

    Por último, los padres se podrán cabrear o indignar todo lo que les dé la gana porque no les hayan dado la resolución, pero hay que dejar una cosa clara. Al menos uno de los alumnos es mayor de edad (desconozco la edad en el otro caso), por lo tanto, ni la reclamación la deben interponer sus padres, ni tampoco deben ser ellos quienes reciban la resolución de la misma.
    El hecho de haber interpuesto los padres las reclamaciones, tal y como dice el artículo de prensa, sí que es un defecto de forma en toda regla, ya que el hecho de ser mayor de edad, hace que los padres no tengan ya la condición de interesados en el procedimiento, tal y como establece el artículo 31 de la Ley 30/1992. Tan sólo por este hecho, la reclamación debió desestimarse, (al menos en el caso del alumno mayor de edad).

  4. el tío del saco 14 septiembre, 2012 at 21:34 #

    Esto ha sido claramente una BAJADA DE PANTALONES del departamento de Geografia e Historia y de la dirección del centro.

    Por cierto, no estaría mal que al IES de Abanilla le llegaran mis comentarios a esta noticia. Creo que no les vendrá mal para futuros casos.

    Firmado: Un profesor de secundaria.

Deja un comentario

Síguenos en: