La Comunidad Valenciana implantará protocolos para detectar alumnos superdotadosla web del estudiante

La Comunidad Valenciana implantará protocolos para detectar alumnos superdotados



   

Educación impulsará el curso que viene pruebas específicas sobre competencias en lengua, matemáticas, música, expresión verbal o capacidad de razonamiento para diagnosticar a los estudiantes con altas capacidades.

Sólo el 10% del alumnado con altas capacidades que pasa por las aulas es detectado por los equipos docentes, según los datos que maneja la Asociación Valenciana de Ayuda al Superdotado (Avast), que lamenta las implicaciones que tiene este problema en lo que a pérdida de talento se refiere. Además, el estudiante superdotado, en muchas ocasiones, no tiene interés por los contenidos curriculares ordinarios, lo que puede derivar, aunque parezca contradictorio, en situaciones de bajo rendimiento.

De cara al curso que viene la Conselleria de Educación va a implantar una serie de protocolos para la detección precoz de estos casos, así como de trastornos del aprendizaje. Como explicó la directora general de Innovación y Calidad Educativa, Beatriz Gascó, la idea es que estas situaciones “se puedan gestionar si se detectan rápidamente en el aula, evitando que deriven en casos de fracaso, ya sea por desmotivación o por problemas relacionados con la salud”. De momento ya disponen de la normativa que regulará los diferentes procedimientos, que debe pasar por las mesas de negociación con los sindicatos a lo largo del mes de julio. Además, Gascó destacó que los protocolos, pruebas y procesos han sido realizados por personal propio de la conselleria en colaboración con expertos externos.

El primer paso del protocolo de detección será la observación del tutor, que al fin y al cabo es el que mejor conoce la realidad del aula. Para ello, se dotará a los profesores de diferentes herramientas, como cursos de formación o una guía sobre los trastornos más habituales (como pueden ser problemas de hiperactividad) o pautas para saber si un estudiante presenta capacidades especiales.

El siguiente consistirá en la realización de una prueba específica, que en el caso de los superdotados versará sobre diferentes competencias, como la lingüístico-verbal, la matemática, la capacidad de razonamiento, de trabajo en grupo e incluso sobre conocimientos musicales. Con esta información, que estará acompañada también de datos objetivos sobre rendimiento académico, se llegará a la siguiente fase, que será el diagnóstico concreto de la situación. Esta tarea recaerá sobre los gabinetes psicopedagógicos, de donde saldrán las estrategias de actuación, como puede ser una adaptación del currículum para evitar situaciones de desmotivación. En palabras del jefe de servicio de Ordenación Académica de la Dirección General de Innovación, Antonio Ramos, las medidas están encaminadas “a generalizar al máximo el éxito escolar entre todos los estudiantes”.

Fuente: las provincias.es

, , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Síguenos en: