En Japón, el único profesional que no precisa reverenciar al emperador es el profesor…la web del estudiante

En Japón, el único profesional que no precisa reverenciar al emperador es el profesor…



   

“En Japón, el único profesional que no precisa reverenciar al emperador es el profesor, pues, según los japoneses, en una tierra donde no hay profesores, no puede haber emperadores….”.

En los últimos meses se ha puesto muy de moda en los blogs y páginas web esta frase, que es muy llamativa y pone de relieve la importancia del respeto a la figura del profesor. Pero yo no se si nos gustarían todos los aspectos del sistema educativo del país del sol naciente.

Pongo a vuestra consideración algunos de los aspectos que me han resultado más llamativos y algunos de ellos controvertidos:

Se dan cinco etapas en el sistema educactivo de Japón:

1. Jardín de infancia (3 a 6 años de edad)
2. Escuela elemental (6 a 12 años de edad)
3. Bachillerato, primera mitad (12 a 15 años de edad)
4. Bachillerato, segunda mitad (de15 a 18 años de edad)
5. Instituto o Universidad

Todos los japoneses (ambos sexos) deben asistir a la escuela desde la edad de seis años hasta los quince.
Muchos comienzan antes de dicha edad, yendo al jardín de infancia a la edad de tres o cuatro años.
Casi todos los jóvenes permanecen en la escuela hasta los 18 años de edad , y después alrededor de un tercio de ellos siguen la educación superior.

Algunos estudiantes japoneses no van al bachillerato de segunda mitad más cercano a sus casas.
La gente cree que unas escuelas y universidades son mucho mejores que otras. Piensan que un buen bachillerato abre el camino a una buena universidad, y que ésta facilita un buen empleo. Esto hace que los alumnos se hagan entre sí fuerte competencia.
Todas las escuelas eligen a sus alumnos de acuerdo con los resultados de los exámenes de admisión. Cada escuela realiza su propio examen. Los exámenes de la mayoría de las escuelas reconocidas son muy difíciles.
Muchos estudiantes van a escuelas privadas especiales (juku) por la noche y en fin de semana con el objetivo de prepararse para estos exámenes.

Vida Escolar


El año escolar vá de abril a marzo. Las vacaciones de verano duran unas seis semanas.
Además de los fiestas nacionales nacionales, las escuelas cierran dos semanas por Año Nuevo y otras dos como descanso de primavera al final de un año lectivo y comienzo del siguiente.
La  semana escolar empieza el lunes y termina, en la mayorías de las escuelas, hacia el mediodía del sábado. El día escolar suele durar de 8.30 AM a 3 PM, aunque muchos estudiantes se quedan hasta las 5 o 6 de la tarde para participar en deportes u otras actividades.

En las escuelas primarias puede haber hasta 40 estudiantes en cada clase.
Algunas escuelas hacen a los niños ponerse gorras coloreadas para que los maestros los puedan seguir mejor. Esto ayuda también a prevenir accidentes de tráfico.

Asimismo, la mayoría de los bachilleratos exigen a sus alumnos ponerse uniformes, y las reglas del vestido son estrictas. Los uniformes de los hombres han sido, por lo general, negros con botones de cobre amarillos y cuellos levantados; los de las mujeres, azules marinos con faldas plisadas.
Igualmente, en la actualidad, muchas escuelas ya están cambiando los estilos de sus uniformes para hacerlos más atractivos y cómodos, incluso alguno los ha eliminado.

Estudiantes y profesores tienen la responsabilidad de mantener limpias y en orden sus escuelas. Cada día se reserva un período de tiempo para esta tarea. Cada clase se divide en grupos que se turnan para limpiar las aulas, pasillos, aseos y otras áreas usadas por toda la clase. Algunas escuelas tienen también jardines que los alumnos plantan y cuidan.

Por si alguna de estos aspectos no te ha llamado la atención te presentamos el escrito que aparece en el Blog de Mariano Fernández Enguita

Ayer y anteayer entrevisté a tres maestros japoneses. ¿Saben cuánto trabajan? La primera, que lo había sido durante cuatro años y ya no lo era desde hace cinco, me dijo que entraba a las 7:00 (am, como es lógico) y salía entre 9:00 y 11:00 (pm, por supuesto: no tenía jornada continua y comprimida). La explicación: podría salir a las 5:00 pm, pero estaba en un barrio difícil (de viviendas sociales, familias pobres…) en el que impartía secundaria inferior (el equivalente a nuestra ESO, pero hasta los 15). Por la mañana y al mediodía, como era jugadora de tenis (no maestra especialidad tenis, ni deportes -la suya era lengua inglesa), daba clases de tenis, porque consideraban que el deporte era una buena forma de vincular a esos niños difíciles a la escuela y, en consecuencia, todos los profesores, todos, participaban en algún tipo de “club” (para actividades extraescolares en la escuela). ¿Y a las 17:00? A las 17:00, ¿cómo le ibas a decir a un padre que ha llegado la hora de marcharte y no le atiendes?, había que apoyar a algunos alumnos y era el tiempo que tenía para preparar las clases (en el colegio, mejor que en casa).

Ayer fueron dos maestros de una escuela acomodada, pública, sólo infantil y primaria, situada en un barrio acomodado, a tiro de piedra del palacio imperial. Le pregunto al director por los problemas del centro y me dice que uno de ellos es que tienen que trabajar… hasta las 9 o las 10 (pm, insisto). ¿Por qué?, inquiero. Porque desde que se suprimió la clase los sábados se concentra más trabajo los demás días, y aun así tienen que venir algunos fines de semana. Otro profesor me cuenta que llega a casa a las 22:00 y sale a las 6:00. “Son 24 horas, 365 días”, me dice, “pero ya lo sabía cuando lo elegí” Es una profesión dura que no aconsejaría a sus hijos, pero él no la abandonaría y cree que es gratificante (lleva veintiún años de ejercicio). Se queja, cuando le pregunto, de tener poco tiempo libre, y no piensa que el salario sea alto, pero está satisfecho porque le gusta.

Créanme que no hay nada lost (nor found) in translation.
No es que esté proponiendo una reforma del estatuto del profesorado en España, pero ¿no es asombrosa la diferencia? ¿Será que somos superiores? A la vista de lo que me rodea, cuesta creerlo. La próxima vez contaré algo más gracioso todavía.”

, , ,

2 comentarios a “En Japón, el único profesional que no precisa reverenciar al emperador es el profesor…”

  1. k-ar 29 agosto, 2013 at 19:12 #

    chabon, yo soy de argentina y es casi lo mismo, bah no eso de que los profes salen a las 9 pm o 8 no. No obstante hay muchos que trabajan en unirversidades a la noche y se desvelan para dar todas sus clases. Onda tienen que bajarle un poco al laburo pero gracias a eso es una potencia importante, saben lo que hacen.

  2. k-ar 29 agosto, 2013 at 19:15 #

    pd: no tanto Jajaja, también porque somos el unico pais latinoamericano que tiene 2 meses en total de feriados, 3 meses de vacas con 2 semanas JAJAJA
    Sinceramente no es el mejor ejemplo, pero dentro del pais varia la carga horaria en la escuela.

Deja un comentario

Síguenos en: