El profesor automáticola web del estudiante

El profesor automático



   

Un profesor de la Universidad de La Laguna idea un programa informático que permite a los docentes confeccionar y corregir exámenes en cuestión de minutos. Puede revisar 1.800 pruebas en una hora, incluye imágenes y fórmulas y da al profesional de la enseñanza la posibilidad de evaluarse a sí mismo.

Quienes envidian el horario y las vacaciones de que disfruta el profesorado ignoran muchas veces la realidad que se esconde tras las apariencias: horas de preparación de las clases y también de diseño y corrección de exámenes. Esto último puede pasar a la historia con instrumentos como el que ha ideado Alfonso Escolano, un docente de la Escuela Técnica Superior de Informática de la Universidad de La Laguna (ULL) que, tras años de trabajo, acaba de lanzarse al mundo empresarial con Gexcat, un programa informática que permite a los profesores confeccionar y, sobre todo, corregir en cuestión de minutos -literalmente- las pruebas que realizan sus estudiantes.

Escolano y Vanesa Marín -alumna y también artífice del proyecto, en el que se encuentran embarcados, asimismo, otros dos estudiantes y un ingeniero de Telecomunicaciones- no esconden su satisfacción cuando hablan de Gexcat (acrónimo de Gestión de Exámenes y Corrección Automática de Tests). “No hay nada parecido y además está hecho totalmente en Canarias. Aquí se pueden hacer las cosas tan bien como en cualquier sitio”, aseguran.

El sistema está pensado para simplificar la preparación de exámenes, tanto tipo test como de desarrollo. El profesor elige las preguntas de una base de datos que ha creado previamente y, para ello, dispone de referencias como el número de veces que cada una de ellas ha aparecido en pruebas anteriores, su nivel de dificultad -la nota media obtenida por los alumnos-, el enunciado o el tema al que corresponde.

Se trata, recalca Escolano, de exámenes en papel, lo que constituye la principal innovación de la iniciativa. “Sistemas de corregir electrónicos hay a montones. La novedad total es que nosotros lo hacemos todo utilizando papel. Convertimos el papel en un ordenador”, expone.

El mismo criterio

Además, el programa puede generar hasta nueve modelos diferentes de examen, de tal forma que las preguntas y respuestas -en las que se pueden incorporar fórmulas matemáticas o imágenes- figuran en distinto orden, una buena estrategia de disuasión ante la tentación de copiar, especialmente en carreras que se caracterizan por la masificación de las aulas.

Las facilidades que Gexcat ofrece para la corrección son más llamativas: es capaz de revisar 30 exámenes tipo test en un minuto -1.800 en una hora- y, en cuanto a los de desarrollo, no corrige, pero sí permite introducir pautas que hagan más fácil la tarea. Eso lo hace, según Escolano, idóneo para pruebas con muchos correctores, como la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) o las oposiciones, puesto que garantiza que “todos ellos tengan siempre el mismo criterio”.

Otra de las utilidades del programa es que produce estadísticas que facilitan al docente evaluarse a sí mismo y conocer si ha cometido errores en la explicación de un tema, en la formulación de una pregunta o en la aplicación de los criterios. “Si en una determinada pregunta salen notas muy altas o muy bajas lo más probable es que el profesor tenga los criterios desajustados. Así puede cambiarlos y recalcular las notas”, explica Alfonso Escolano. El objetivo, añade, es mejorar la calidad tanto de preguntas como de respuestas así como evitar que el estudiante tenga que esperar días por sus notas.

Aunque lo ideal hubiera sido negociar licencias colectivas para las universidades, la complicada situación económica que estas instituciones sufren lo hace prácticamente imposible en estos momentos. Por ello, sus destinatarios son los profesores, a los que, según Escolano, puede resultarles rentable su adquisición por la mejora “automática” de la calidad que promueve, dice.

Los resultados de Gexcat han venido precedidos de años de trabajo. Pero esta tarea no ha terminado. Sus creadores ya piensan en futuras mejoras y en lanzar una nueva versión, en este caso para tabletas y ordenadores de bolsillo. “Estamos muy satisfechos, pero queda trabajo por hacer”, avanzan.

Fuente: eldia.es

, , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Síguenos en: