El 22% de los jóvenes catalanes es ni-nila web del estudiante

El 22% de los jóvenes catalanes es ni-ni



   

Un informe sitúa a Catalunya por debajo de la media española y europea en varios indicadores educativos.

El informe anual en materia de educación de la Fundació Jaume Bofill asegura que el 21.9% de los jóvenes de 16 a 24 años residentes en Catalunya –que son unos 140.000- “ni estudiaba ni trabajaba” en el año 2011. Esta es una de las conclusiones del documento L’estat de l’educació a Catalunya, presentado este miércoles y dirigido por Miquel Martínez Martín i Bernat Albaigés Blasi, que responsabiliza estas cifras al actual contexto de crisis económica.

El documento asegura que esta cifra de ni-nis se encuentra por encima de los niveles existentes en el conjunto del Estado español (20%) y de la Unión Europea, “con un 16%”, por lo que alerta del “riesgo de una generación sin formación ni actividad”. No obstante, el informe destaca que desde 2010, la población ni-ni “ha decrecido tres puntos porcentuales gracias a los mayores niveles de permanencia y de retorno al sistema educativo”.

El panorama educativo deja bastante que desear también en otros aspectos. Siempre según el informe, en Catalunya se ha reducido el abandono educativo prematuro en un 7% durante los tres últimos años, pero “todavía es necesario pasar del 26% al 15% que fija la Estrategia europea para el 2020”. También Catalunya se sitúa “por debajo de la media española y europea en alguno de los principales indicadores de resultados educativos, como la tasa de graduación en la ESO, la tasa de escolarización a los 17 años o el abandono educativo prematuro de la población de 18 a 24 años”.

Por otra parte, dice el informe que la educación catalana “está polarizada”, ya que un 30,8% de la población tiene estudios superiores y un 47,7% tiene estudios básicos y/o inferiores, hecho que está “muy relacionado con desigualdades en las oportunidades educativas” de los niños “en función de su origen social”. Además existe un gran desequilibrio: sólo el 33% de los puestos de trabajo requieren una cualificación alta, mientras el 41% de la población tiene estudios superiores.

Otros dato revelador reside en que el porcentaje de alumnado extranjero en el sector público -un 19%- triplica el de las escuelas concertadas -un 7%-, hecho que podría guardar relación con “las dificultades económicas crecientes en las familias en el actual contexto de crisis, que orienta al alumnado socialmente menos favorecido al sector público”.

Advierten los expertos que la familia es “clave” para el éxito escolar y para comprender las desigualdades educativas, ya que “el 30% de los niños socialmente menos favorecidos realiza un consumo diario intensivo de televisión tres veces más que los niños socialmente más favorecidos” que, a su vez, son “menos sedentarios”.

De la misma forma, “los niños con madres con estudios básicos o inferiores miran la televisión o juegan con videojuegos y ordenador dos horas al día o más, tres veces más tiempo que los hijos de madres con estudios superiores”. Éstos últimos, por su parte, “doblan a los primeros en cuanto a las actividades extraescolares no deportivas”.

Fuente: e-noticies.es

, , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Síguenos en: