Formación profesional dualla web del estudiante

Formación profesional dual

La Formación Profesional dual es una de las apuestas de la reforma educativa. Las elevadas tasas de paro juvenil han hecho mirar hacia Alemania, donde las tasas de desempleo son mucho más reducidas, y se ha optado por imitar el modelo germano de FP.

Los estudiantes que se matriculen en este modelo pueden cursar sus estudios en el sistema educativo, en el subsistema de la formación profesional para el empleo.

Incluso, se baraja la posibilidad de realizar la formación exclusivamente en la empresa “cuando esta disponga de instalaciones adecuadas y personal con formación técnica y didáctica adecuada para acreditar la competencia o cualificación profesional”, según fuentes institucionales.

Hasta ahora, se contemplaba un periodo de prácticas de tres meses posterior a la finalización de los estudios de FP. Pero este modelo supondrá novedades. Importado de Alemania, pretende que los alumnos conozcan desde temprano el ambiente laboral y aprendan en un entorno real.

A cambio, los estudiantes reciben una beca que ronda los 400 euros, si bien esta situación ha alertado sobre la necesidad de controlar que los jóvenes no se conviertan en trabajadores con sueldos precarios.

FP dual, qué es

Aprobado el Real Decreto que recoge las bases de la Formación Profesional dual, las incógnitas sobre este modelo de formación planean entre los estudiantes.

La Formación Profesional dual combina la enseñanza en el centro educativo con prácticas en empresas. Un tercio del curso se desarrolla en el centro, mientras que los dos tercios restantes tienen lugar en la empresa.

La importancia de estos convenios radica en que se han firmado con compañías internacionales, grandes cadenas hoteleras, importantes firmas automovilísticas o constructoras, entre otras, lo que aumenta la proyección de los estudiantes y permite su formación en empresas líderes en su sector.

Se consigue así que los estudiantes adquieran una cualificación profesional, gracias a una formación que les permite estudiar y trabajar a la vez, lo que facilitará su acceso al mundo laboral.

Uno de los principales objetivos es fomentar la inserción laboral de los jóvenes, avalado por los “buenos resultados” obtenidos en Alemania, respecto a los alumnos que cursan esta modalidad y consiguen un contrato en la empresa donde realizan las prácticas.

La posibilidad de que los estudiantes adquieran la formación y los perfiles que las empresas demandan se entiende como otra ventaja de este modelo. La empresa detecta sus necesidades e instruye al alumno en el modo de atenderlas, por lo que se confía en aumentar la contratación futura de estos jóvenes.

Se debe asegurar, no obstante, que el estudiante se forme en las necesidades del mercadoy no de una empresa concreta, como un medio para ampliar sus posibilidades profesionales.

Colaboración entre los centros y las empresas

A pesar de realizar parte de su formación en una empresa, los alumnos cuentan en todo momento con el apoyo de los profesores. Estos trabajan de manera conjunta con las empresas para definir el plan de estudios y realizar la evaluación de los estudiantes. Los monitores de las empresas redactan los informes de evaluación, que supervisan los tutores de los centros para evaluar el trabajo del alumno.

Los estudiantes firman un contrato de trabajo de formación y aprendizaje, cuyos detalles se ultiman para aprobar el Real Decreto que lo regulará. La empresa se compromete así a facilitar la formación de los alumnos, adaptada a la tarea que desempeñan, y les marca el horario de trabajo.

Para garantizar la continuidad de este programa, es necesario que las compañías se sumen a esta iniciativa y firmen convenios de colaboración con los centros.

ARAGÓN

ASTURIAS

BALEARES

CANARIAS

CANTABRIA

CATALUÑA

EXTREMADURA

GALICIA

MADRID

MURCIA

NAVARRA

PAÍS VASCO

LA RIOJA

 

 

 

 

Síguenos en: