Preparativosla web del estudiante

Preparativos

Estudiar en el extranjero es una decisión que se debe tomar con antelación porque requiere realizar una serie de gestiones burocráticas, como la solicitud de plaza, visados, alojamiento, tarjeta sanitaria, etc., que requieren tiempo de tramitación. Si optamos por esta decisión, el primer factor que debemos tener en cuenta es nuestro conocimiento del idioma del país al que nos trasladamos. Tendremos que tener un conocimiento previo del mismo, en un grado que será diferente dependiendo del tipo de estudios que vayamos a realizar.

Por otro lado, hay que considerar que, a pesar de ser una experiencia enriquecedora, vamos a necesitar un periodo de adaptación a las costumbres del país. Pasaremos por un proceso en el cual en un principio seremos meros espectadores del entorno para después integrarnos plenamente en la sociedad si todo transcurre por los cauces normales. Habrá periodos en los que añoraremos nuestra casa, se nos hará difícil asumir ciertas costumbres, pero por regla general todo eso quedará atrás y viviremos una experiencia increíble.

Un buen sitio donde puedes dirigirte para que te informen sobre todos los trámites a realizar antes de irte a un país extranjero es en la embajada o consulado de este país.

 Los trámites para estudiar en el extranjero pueden ser lentos. Es importante preparar con antelación tu estancia.

Antes de ir a estudiar al extranjero necesitarás realizar una serie de trámites. En función del tipo de estudio y de la duración de este pueden ser unos u otros, pero en todos los casos hay que prepararlo con antelación, ya que la mayoría de los trámites son lentos y hay que tener en orden todos los papeles antes de marchar.

En función del país donde quieras estudiar los trámites serán unos u otros. Estudiar dentro o fuera de la Unión Europea supone unos u otros trámites. Otro factor clave es el tipo de estudio y también la edad. No es lo mismo ser menor de edad, realizar una estancia de verano de idiomas, participar en un programa de intercambio o ir a cursar un máster en el extranjero.

El mejor lugar donde dirigirte para informarte de todos los trámites legales es el consulado o embajada de tu país de destino y también el centro de destino o el de origen en los casos de estancias organizadas. Ellos te pueden asesorar sobre qué debes hacer y dónde dirigirse para solicitar los diferentes documentos.

No dejes para el último momento los trámites que tienes que hacer antes de irte pues la burocracia lleva su tiempo. En primer lugar, infórmate sobre la documentación que te exigirá el país en cuanto llegues al aeropuerto. Comprueba la fecha de caducidad de tu pasaporte y pide cita para renovarlo en caso de que vaya a caducar durante tu estancia.

Uno de los primeros documentos que te pedirán (a excepción de si vas a aprender un idioma) será el dominio del idioma ya sea haciendo pruebas, con los certificados de exámenes oficiales o cualquier otro documento que pueda acreditar tu dominio del idioma.

Otros documentos que puedes necesitar son:

  • Visado con el permiso de estancia en aquel país en condición de estudiante
  • Cobertura médica
  • Permiso de residencia
  • Pruebas específicas para el acceso a aquellos estudios
  • Carta de motivación dirigida al centro de destino
  • Pruebas de idiomas
  • Entrevistas con el centro
  • Currículum vitae
  • Cartas de recomendación

Otro documento importante es el informe escolar o titulación académica. Tanto si vas a iniciar una carrera como si cursarás algún máster o postgrado, no olvides llevar todos tus títulos académicos: certificado de Selectividad, título de licenciado o diplomado, nota media del expediente etc. Al igual, si tienes algún certificado de idiomas es importante que lo incluyas en tu maleta. ¡Te lo van a exigir en la mayoría de universidades!

Alojamiento Una vez sepas el destino en el que vas a estudiar es hora de buscar el alojamiento. Dependiendo del destino y de tus propios intereses podrás decidirte por un tipo u otro. Si deseas convivir con otros estudiantes puedes escoger entre compartir piso o bien alojarte en una residencia de estudiantes. Si te decantas por esta segunda opción, ten en cuenta que en algunos países tendrás que hacer una prueba de admisión.

Pero, si deseas estar más en contacto con el país de destino y aprovechar para mejorar los idiomas, la mejor opción es vivir con una familia nativa. Existen numerosas agencias que se encargan de buscar a la familia más idónea a tu personalidad y en muchas ocasiones puedes realizar pequeños trabajos remunerados, como au pair u otras tareas del hogar. Por otro lado, también puedes acogerte al Servicio de Voluntariado Europeo que promueve la Comisión Europea y en el que podrás obtener alojamiento gratuito a cambio de realizar tareas sociales. ¡Es una experiencia increíble!.

 ¿Qué ocurre si tengo que ir al médico? ¿tengo que pagar los costes? Si estás dado de alta en la Seguridad Social, como ciudadano de la Unión Europea, puedes solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea antes de marcharte a estudiar. Con esta tarjeta, podrás recibir asistencia médica gratuita cuando lo necesites. Eso sí, debes tener en cuenta que todos los países no tienen los mismos servicios médicos gratuitos. Si por el contrario, tienes un seguro médico privado debes ponerte en contacto con tu aseguradora para que te informe sobre el tratamiento médico en el extranjero.

Por último, te recomendamos que compruebes que tu tarjeta de crédito es válida en otros países así como la fecha de caducidad de la misma para evitar posibles problemas. También es conveniente que hables con tu operador telefónico para ver los diferentes planes de llamada para el extranjero.

Cuenta bancaria Erasmus

Más de 30.000 estudiantes españoles acceden todos los años a una beca Erasmus con la que tienen la posibilidad de ir a estudiar al extranjero (países de la UE, países del Espacio Económico Europeo así como Suiza y Turquía).

La beca Erasmus puede tener una duración mínima de 3 meses y máxima de 12 meses. En cualquiera de las opciones, antes de partir al país de origen se recomienda gestionar una cuenta bancaria, teniendo presente que los bancos cobran fuertes comisiones si se realizan operaciones desde el extranjero.

Lo primero que debe saber el estudiante de Erasmus es que la beca es personal y por lo tanto, la cuenta en la que se ingrese el dinero debe ser suya, es decir, debe ser titular de la cuenta aunque la comparta con otra persona.

Además, algunas ayudas se adjudican y pagan varios meses después de que finalice la beca, con lo que se debe mantener la cuenta abierta al menos un año después de haber finalizado la estancia (en este caso hay que valorar las comisiones de mantenimiento y administración de las cuentas bancarias).

El proceso de pago de la beca requiere, también, que la entidad bancaria donde se ingrese ese dinero esté domiciliada en España. Es decir, aunque el banco sea extranjero, la sucursal a la que pertenezca la cuenta debe estar en España.

Opciones Por tanto, ¿cuál es la mejor de las opciones?. La mayoría de las entidades financieras españolas cobran comisiones elevadas por sacar dinero de los cajeros tanto con las tarjetas de débito como con las de crédito en el extranjero. De media, la comisión por sacar dinero con una tarjeta de débito es del 3,8% sobre el dinero solicitado mientras que, la comisión por hacer esta misma operación con una tarjeta de crédito sube al 4,61% de media.

Una de las opciones, por tanto, sería la de abrir una cuenta en el país de origen para evitar las altas comisiones por sacar dinero del cajero y desde una cuenta española ir haciendo transferencias. Las cuentas online ofrecen el servicio de transferencias de manera gratuita hasta un límite de 50.000 euros.

En cuanto al tema de abrir una cuenta en el extranjero, siendo estudiante de Erasmus, muchas entidades financieras de los países de destino, ofrecen facilidades. Además, es habitual que en las universidades extranjeras al hacer la inscripción le entreguen al alumno un folleto de información con los bancos con los que tienen firmados convenios de colaboración.

La documentación que estos bancos van a requerir al alumno suele pasar por fotocopia del contrato del piso o documento de ingreso en la residencia, fotocopia del documento que acredite que el alumno está de Erasmus y fotocopia del DNI.

Así por ejemplo el banco italiano Unicredit tiene una cuenta especial para estudiantes extranjeros. Entre los documentos que exige la entidad italiana para abrir la cuenta -que tiene una comisión trimestral de 18 euros- figura la matrícula de la universidad donde el alumno vaya a cursar el Erasmus.

Otra opción es contratar una cuenta en España que permita al alumno retirar dinero en el extranjero sin coste alguno. Es posible que las universidades tengan convenios con alguna entidad financiera que ofrezca condiciones especiales a los estudiantes de Erasmus.

Hasta hace un año, con la Tarjeta MasterCard NX de Novagalicia Banco se podía retirar dinero en efectivo sin pagar comisiones en cualquier cajero del mundo y sin importar la entidad a la que perteneciera el cajero.

Sin embargo, a partir de septiembre del pasado año, la disponibilidad de efectivo sin comisiones en cajeros se ha limitado a 3 disposiciones gratuitas -sin límite de importe- al mes. A partir de estas 3 disposiciones, la entidad cobra 1 euro de comisión por cada operación. Esta tarjeta, asociada a una cuenta bancaria que no tiene comisiones, se puede contratar desde los 16 hasta los 30 años.

A pesar de que a partir de la tercera operación cobra 1 euro, sigue siendo sin duda, la mejor opción para estancias prolongadas en el extranjero.

 

 

Síguenos en: