Premio extraordinario de bachilleratola web del estudiante

Premio extraordinario de bachillerato

Todos los años, una vez finalizado el curso escolar, los mejores expedientes académicos de Bachillerato de cada una de las comunidades tienen la oportunidad de presentarse a las pruebas conducentes al Premio Extraordinario de Bachillerato, y aquellos que perciben este galardón pueden optar asimismo al Premio Nacional que se convoca al año siguiente. Una dotación económica o un programa de idiomas en el extranjero, y sobre todo, matrícula gratis el primer año de universidad, son algunas de las recompensas que pueden obtener estos estudiantes como reconocimiento oficial a sus meritos académicos.

Convocatoria y selección

Los Premios Extraordinarios de Bachillerato, que convocan anualmente las distintas comunidades autónomas, están dirigidos a aquellos alumnos que hayan obtenido una nota media igual o superior a 8,75 puntos en las calificaciones de los dos cursos de bachillerato una vez finalizada esta etapa educativa, tal como regula la orden del 13 de diciembre de 1999, por la que se crean los Premios Nacionales de Bachillerato, y donde se establecen las bases para la convocatoria de los Premios Extraordinarios. La misma orden dispone que el numero de premios que puede otorgar cada comunidad será de uno por cada 1.000 alumnos o fracción superior a 500 matriculados en segundo curso de bachillerato en el año de la convocatoria, y asimismo especifica una de las principales ventajas que supone obtener este premio: los alumnos que logren el Premio Extraordinario de Bachillerato no estarán obligados al pago de los precios públicos por servicios académicos en el primer curso de los estudios superiores en centros públicos, detallando que, en el caso de que fuera concedido con posterioridad al pago de las tasas, las universidades podrán devolverlo o descontarlo del próximo pago.

El resto de la organización de los Premios es competencia de cada administración educativa, y aunque cada comunidad establece distintas fechas de solicitud y realización de las pruebas, así como el contenido de las mismas, el proceso es similar en todas ellas. En primer lugar, los centros educativos informan a los alumnos que cumplen los requisitos de la posibilidad de presentarse a los Premios, seguidamente, los que deseen optar a ellos presentan una solicitud en el Instituto de Educación Secundaria donde esté depositado su expediente académico, acompañada de una certificación del Secretario del mismo Instituto que acredite el cumplimiento de los requisitos. Esta documentación es remitida posteriormente por los directores de los institutos a las Administraciones Educativas correspondientes al centro donde el alumno ha cursado los estudios.

Una vez admitidos, todos los aspirantes de una misma comunidad son convocados para la realización de una prueba simultánea, que en la mayoría de los casos tiene lugar en septiembre u octubre, aunque algunas comunidades como Castilla León, Madrid, País Vasco, Baleares o Murcia la realizan en junio, lo que impide que se presenten aquellos que hayan aprobado el Bachillerato en la convocatoria de septiembre. La prueba, que consta de dos, tres o cuatro ejercicios según la comunidad autónoma que la convoca, incluye normalmente el desarrollo de un tema de filosofía, un comentario de texto y una prueba de idiomas, además de ejercicios sobre las materias comunes de cada modalidad de Bachillerato cursada por el alumno. En ellas se valora, además de las respuestas, la claridad de la exposición y presentación de los ejercicios, así como el vocabulario, la puntuación y la ortografía. Para optar al Premio, los alumnos deberán conseguir en las pruebas una puntuación determinada, y aquellos que obtengan mayor calificación serán los que formen parte de la lista de adjudicación de Premios elaborada por el Tribunal de evaluación según el cupo de cada comunidad.

Los estudiantes que hayan obtenido Premio Extraordinario de Bachillerato, además de obtener un diploma acreditativo que constará en su expediente académico, suelen recibir en casi todas las comunidades una dotación económica que oscila entre los 1.877 euros que concede Castilla la Mancha y los 400 euros que perciben los estudiantes cántabros. Únicamente en Navarra, Comunidad Valenciana, Cataluña, Canarias y Castilla León no se concede esta dotación, sin embargo, esta última ofrece un incentivo a aquellos alumnos con Premio Extraordinario que ya estén exentos de las tasas de matriculación en la universidad por tener “Matrícula de Honor” en Bachillerato, ya que les facilita el acceso a un programa de formación de lengua extranjera durante el verano siguiente; por su parte el País Vasco, además de la correspondiente dotación económica, ofrece a todos los premiados un programa de idiomas similar al de Castilla León.

Premio Nacional

Los galardonados con Premio Extraordinario podrán optar a uno de los  Premios Nacionales de Bachillerato que concede anualmente el Ministerio de Educación “para el reconocimiento del especial aprovechamiento de los alumnos que hayan cursado cualquiera de las modalidades de Bachillerato”. Estos premios se convocan siempre al año siguiente de la finalización del curso, es decir, los Premios Nacionales otorgados en el 2012, corresponden a los alumnos que obtuvieron el Premio Extraordinario en el curso 2010/2011.

Los candidatos al Premio Nacional, al igual que en los Extraordinarios, deben realizar unas pruebas que consisten en dos ejercicios: el primero incluye las materias de Lengua Castellana y Literatura e Historia y el segundo la resolución de ejercicios prácticos de la materia de la modalidad elegida por el alumno al realizar la inscripción. Los 15 alumnos que obtienen mayor puntuación en estas pruebas son los galardonados con el Premio Nacional de Bachillerato, y reciben, junto a una dotación económica de 1.200 euros, un documento acreditativo de esta distinción que se anota en su expediente académico.

Síguenos en: